.
HOTEL Y RESTAURANTE EN VILANOVA DE MEIÀ, LLEIDA.

El modo inicial de actuar en el emplazamiento es tomar como base intervenciones ya realizadas por el hombre, los sistemas de bancales de cultivo, que permiten la formación de rellanos en los que posteriormente se implantarán los volúmenes que conformen el hotel.

La idea generatriz del hotel es la imagen prototípica de un pueblo, donde existe un elemento de una escala superior al resto de edificicaciones y que focaliza el asentamiento, una iglesia, por ejemplo, y que en este caso se relacionará con todo el bloque de servicios del hotel. Las habitaciones se comparan con las viviendas que conforman el pueblo.

Existe un espacio comunitario o “plaza” comido a la montaña que funciona además como recorrido alternativo para el acceso de las habitaciones. Este espacio público tiene su continuación hacia el interior en las salas que se crean en los espacios entre habitaciones.


.